"El Trono de Jesús es la Cruz, y su corona de espinas"


Papa Francisco I.

Su muerte en la Cruz, para mí, es el mayor acto de Amor de Jesús al Padre, y a todos los seres humanos.
Ese Amor que por mi parte siento desde que era pequeña, y desde la ventana de casa de mis padres, veía pasar una imagen, portada a hombros y sobre unas parihuelas. Siempre le decía a mi madre: «Mamá, yo quiero salir acompañando a esta imagen», y mi madre siempre me contestaba: «cuando sepas el porqué quieres salir y lo que significa para ti esta imagen y la Semana Santa, saldrás».
Lo tuve claro con el paso de los años. Cada vez que veía la expresión de la cara, con esos ojos cerrados, me transmitía Paz, tranquilidad, esperanza y Amor Eterno.
Por ello quiero animaros a que descubráis esos sentimientos desde la Hermandad de la Buena Muerte, y que entre todos nosotros sigamos por el camino, para renovar nuestra Fe y el amor a Jesucristo.
Que nuestro Cristo de la Buena Muerte nos ilumine y nos guíe siempre.
Manuela Galiano Bonilla,
Hermana Mayor.