El pasado Martes Santo la Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte celebró el 25 aniversario de su Solemne Bajada, acto con el que se da comienzo a la procesión penitencial de Vía Crucis que lleva a cabo esta Hermandad.
La Parroquia de Cristo Rey, que tuvo un lleno absoluto, vio Bajar un año más al Santísimo Cristo de la Buena Muerte del Altar Mayor, acompañando en medio de la oscuridad por una pieza musical interpretada en directo por el cuarteto de cuerdas Mnemea, con el que se contó para la ocasión.
La celebración del Via Crucis fue encargada con motivo del aniversario al Rvdo. D. Germán Mora Company, Vicario de la Parroquia en el año 1995 e impulsor del acto, a quien, como indicó la Hermana Mayor, ‘debemos la propiedad intelectual de la bajada’. Asimismo, buscando esta unión con los inicios del acto, la misión de recibir al Cristo fue encargada a D. Miguel Moncho Sirera, Hermano Mayor con el que se comenzó a desarrollar el acto y primer cofrade que bajó al Cristo.
Antes de iniciar el acto, se impuso la insignia de la Hermandad a la Madrina de la Semana Santa de 2019, Dª. Paula Beltrán Alandete, y se repartió una estampa conmemorativa a todos los asistentes.
Acompañados de las Autoridades Locales y de la Junta Mayor, la Hermandad y la feligresía vivió esta bajada con una especial emoción para continuar el Via Crucis por las calles del barrio de Cristo Rey hasta llegar al Local Museo, durante el cual las estaciones fueron leídas por jóvenes cofrades de la Hermandad.
Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *