El proceso de digitalización del Santísimo Cristo de la Buena Muerte finaliza con un resultado extraordinario que muestra una fiel réplica de la imagen titular de la Hermandad.
El pasado viernes la Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte marcaba un hito en su historia: el Cristo alcanzaba la ‘inmortalidad’ con la finalización del proceso de digitalización.
Tras varios meses de trabajo, la empresa encargada del proyecto de conservación, TODO-3D  hacía entrega a la Hermandad del archivo digital resultante del proceso de renderización del Santísimo Cristo. La sorpresa de los cofrades se hacía patente al observar la fidelidad con la que quedaba registrada la imagen, convirtiéndose en una tarea difícil la diferenciación entre una fotografía del Cristo y el archivo 3D.
Puedes ver el proceso de digitalización y el resultado de los trabajos:
Pero la sorpresa de los cofrades fue más allá, pues recibieron también una réplica en miniatura del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, como prueba del trabajo, que afianzaba la precisión del trabajo de digitalización.
Los archivos de la digitalización sirven para replicar exactamente lo que hizo el imaginero con sus manos en el día y año que lo hizo. Con la técnica anterior, por la fotogrametría, otro imaginero haría algo muy similar, pero no idéntico“, explicó Antonio Ortiz, de la empresa digitalizadora a los cofrades.
La digitalización, que ha puesto a la Hermandad a la vanguardia en las técnicas de conservación del patrimonio religioso, permitirá futuras restauraciones del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, así como la realización de estudios preventivos sobre su estado, convirtiéndose en un importante ‘seguro de vida’ para la imagen.
Categorías: Digitalización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *